El pequeño de la casa está creciendo muy rápido. Ya tiene 8 meses y quiere jugar con su hermano, que tiene 5. El mayor ya es muy “mayor” y juega a Lego Star Wars con piezas muy pequeñas y bastante peligrosas si caen en manos del bebé.

 

Cuando algo así ocurre tenemos que buscar una solución rápida y divertida… saquemos los LEGO DUPLO que tenemos guardados en el baul de los juguetes aburridos para el mayor y con los que nuestro bebé puede empezar a jugar desde los tres meses.

Los fuertes colores, las formas geométricas y lo divertido de acoplarlos unos con otros hace de este juguete algo excepcional al que ningún niño o papá podrá resistirse.

Podemos adquirir la plataforma verde que veis en las fotos ya que es muy útil para concentrar las fichas y crear estructuras un poco más sólidas. De DUPLO hay una gran variedad de modelos a elegir. Para construir muchas cosas diferentes. Una casa, coches, motos, barcos, etc. Además hay personajes como una abuelita, niños, mamás, papás, trabajadores de tiendas, agricultores, etc. También tenemos animales como conejos, gatos, perros, tigres, etc..

 

 

Por mi experiencia creo que es un juguete de construcción y desarrollo motriz básico en cualquier hogar con niños. No esperéis mucho tiempo para comprarlo porque los bebés desde los tres meses pueden jugar con estas piezas de brillantes colores. Otra cosa importante es que con este tipo de piezas nuestros bebés no se pueden atragantar puesto que están diseñadas con este fin y lo mejor de todo es que nuestro mayor jugará con el peque y los dos juntos se divertirán aprendiendo el uno del otro ayudando así al desarrollo social de los dos hermanos y a fomentar su amistad futura.